lunes, 30 de mayo de 2011

Error en el podio del Giro

El error de los organizadores del Giro de Italia, que hicieron sonar el himno español con letra de José María Pemán con Alberto Contador en lo más alto del podio de Milán, es el enésimo que enturbia una competición deportiva.
Contador, vencedor del Giro por segunda vez, escuchó en el podio el himno español con letra de la época de la dictadura franquista, un error de la organización que sorprendió al campeón madrileño y a los cientos de aficionados españoles que se encontraban en la milanesa Plaza del Duomo.
La megafonía anunció la interpretación del himno nacional de España. Y a continuación la sorpresa fue mayúscula cuando empezó a escucharse: "¡Viva España! Alzad los brazos, hijos del pueblo español, que vuelve a resurgir...". El antiguo himno compuesto por José María Pemán.
Contador no tiene demasiada suerte a la hora de escuchar el himno de su país. En el Tour 2007 subió a lo más alto del podio de París, en los Campos Elíseos. Y le pusieron el himno danés. Otro error de bulto. La organización del Tour le compensó con la interpretación del himno oficial cuando su equipo, el Discovery, subió a recoger el premio por escuadras.
Además, en la final de la Copa Davis de 2003 entre Australia y España en Melbourne, James Morrison, un reputado trompetista australiano de 41 años, interpretó un solo del Himno de Riego. Con este himno, España ya sufrió un desplante en 1967, en el partido que la selección de fútbol jugó en Praga frente a la entonces selección de Checoslovaquia.
En el estadio, con las dos selecciones formadas en el centro del terreno de juego, sonó el Himno de Riego en vez del oficial. Más tarde se supo que era la única partitura que tenían a mano. El fallecido presidente federativo José Luis Costa protestó airadamente y recibió todo tipo de explicaciones. Los jugadores españoles, que pensaban que era el himno local, se mantuvieron en posición de firmes.
En fecha más reciente, el 29 de julio de 2001, el equipo español de waterpolo derrotó a Yugoslavia por 4-2 en la final del Mundial disputada en Fukuoka (Japón). Los jugadores, ya en el podio con sus medallas de oro en el cuello, no imaginaban que durante el izado de la bandera española un "fallo técnico" iba a impedir escuchar por megafonía el himno. Los organizadores, incapaces de subsanar el error, pidieron a los waterpolistas españoles que cantaran "a capela" su himno, lo que hicieron tarareando una letra ficticia.
En otro Campeonato del Mundo, el de balonmano disputado en El Cairo en el verano del 1999, y cuando Iñaki Urdangarín ya era prometido de la Infanta Cristina, la selección española escuchó impertérrita el himno de Marruecos en los instantes previos al partido que les debía enfrentar con Argentina.
Al tiempo que los jugadores se miraban de reojo puestos en pie, con Urdangarín reservado ese día en la grada, el presidente de la federación, Jesús López Ricondo, saltó a la cancha preso de ira, y con aspavientos y señas intentó sin éxito deshacer el entuerto en la mesa de anotadores.
En el partido de la Liga Mundial de voleibol de 1999 disputado en Winnipeg entre Canadá y España, los organizadores omitieron el himno español antes del choque, aunque intentaron después paliar los efectos de su "lamentable error" con unos obsequios al equipo visitante.
(Periódico Extremadura)

lunes, 9 de mayo de 2011

JUDEX - Quintana de la serena



Muere Weylandt tras sufrir una caída en la tercera etapa del Giro


El belga Wouter Weylandt ha muerto tras sufrir una caída en la tercera etapa del Giro, entre Reggio Emilia y Rapallo, de 173 kilómetros. El ciclista había sido trasladado a un hospital de Génova en helicóptero después de que los médicos le hicieran un masaje cardiaco en la carretera. El español Angel Vicioso, del Androni, se ha impuesto en la línea de meta de Rapallo.

La caída se ha producido en el descenso de Passo del Bocco, a unos 40 kilómetros de meta. Weylandt ha sido atendido sobre la propia carretera cuando se encontraba inconsciente, con señales "preocupantes", según informa la organización de la carrera. Wouter Weylandt, de 26 años, fue uno de los protagonistas de la escapada del día en la etapa de ayer, con final en Parma.
Vicioso ha llegado a meta en una escapada de cinco corredores, ajenos a la caída de Weylandt en el descenso del Passo del Bocco, a unos 25 kilómetros de meta. El esprinter aragonés ha llegado en un grupo de cinco corredores, por delante del británico David Millar (Garmin), que es el nuevo líder del Giro y de otro español, Pablo Lastras, del Movistar.


(Periodico Extremadura)